Twitter cierra las cuentas oficiales de Educatio Servanda y su Director de Comunicación

El cierre se producía hace una semana. Desde entonces Twitter, que no ha dado explicación alguna de la razón, sigue sin responder a las apelaciones de la Fundación. Óscar Rivas, Director de Comunicación, reclama la inmediata restitución de ambas cuentas.

En la mañana del martes, 17 de noviembre, prácticamente a la misma hora, Twitter decidió cancelar tanto la cuenta oficial de la Fundación, como la de su Director de Comunicación, Óscar Rivas.

En ninguno de los dos casos la red social explicaba, como suele ser habitual, una razón que pueda justificar semejante medida.  Aún hoy, cuando ha transcurrido una semana, Twitter sigue sin responder a ninguna de las más de cuarenta apelaciones que le han cursado los propietarios de las cuentas afectadas.

La fundación y su director de comunicación han sido siempre, como no podía ser de otro modo, exquisitamente respetuosos con las normas que Twitter determina para proceder a la suspensión de una cuenta. No hay, por tanto, razón alguna que justifique dicha sanción.

Cabe reseñar que el cierre de las cuentas se produce en un momento crítico para el mundo educativo. Educatio Servanda, a través de Libres para Elegir, es una de las impulsoras de Mas Plurales, la plataforma que en apenas tres semanas ha recabado más de millón y medio de firmas contra la Ley Celaá y que el pasado domingo impulsó el movimiento social de resistencia ya conocido como “marea naranja”. La sanción se produjo dos días antes de la aprobación de la Ley Celaá por el Congreso de los Diputados, justamente cuando más arreciaban las críticas contra el liberticidio de la Ley Celaá.

 

En opinión de Óscar Rivas, no hay explicación racional que avale este cierre. “Solo un error puede justificar semejante decisión. Las más de 16.000 personas que nos seguían saben bien que nuestro cumplimiento hacia las normas de Twitter ha sido en todo momento ejemplar.”

Es por ello, que el Director de Comunicación reclama la inmediata restitución de ambas cuentas. “De no ser así, entenderíamos que estamos siendo víctimas de una grave agresión contra la libertad de expresión, inadmisible para un régimen democrático”.

“Quien frecuenta cada día las redes sociales -concluye Óscar Rivas- comprueba que son miles los twitteros que, a diferencia de nosotros, hacen del insulto, la agresión verbal, e incluso la pública amenaza, una práctica habitual de sus publicaciones. Y, sin embargo, ahí siguen. No queremos pensar que Twitter actúe con un doble rasero a la hora de legitimar la discriminación ideológica. Sería muy grave”.

 

Avatar
Educatio Servanda
a.guzman@educatioservanda.org
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.