Presentadas las alegaciones a la sanción de Carlos Martínez

En el día de ayer ha quedado depositado en el registro de la Consejería de Políticas Sociales y Familia el escrito de alegaciones a la sanción propuesta por D. Manuel Galán Rivas, de la Secretaría General Técnica de dicha Consejería.

En el acuerdo de inicio de expediente sancionador, entregado en el centro el día 22 de Diciembre, último día escolar previo a las vacaciones de navidad, se propone a Carlos Martínez, director del colegio, una multa de 1.000 €.

Aunque la Consejería de Educación, tras la pertinente y meticulosa inspección, no encontrase irregularidad alguna en el centro y la Fiscalía haya archivado las actuaciones por considerar que los hechos no eran en modo alguno constitutivos de infracción, el mismo día de dicho archivo, la Consejería de Políticas Sociales de Familia ha entendido que las opiniones de D. Carlos Martínez sobre la ley LGTBi son susceptibles de sanción según esa misma ley.

En el escrito de la Consejería, se propone dicha sanción porque en la carta del director a las familias del centro en el inicio del curso “se muestra contrario a las legislaciones más recientes aprobadas por la Asamblea de Madrid” y continúa “en dicha carta, entre otras manifestaciones, se incluye  lo siguiente: Qué dogmatismo acusar de fanatismo a quien piensa diferente; qué despropósito pretender imponer una ley a fuerza de sanciones”-

En el escrito de alegaciones, de 46 páginas de extensión más sus anexos, entre otras muchas consideraciones, se pone de manifiesto que el centro es un colegio concertado de ideario católico en el que se afirma que su propuesta “no está reservada sólo a los católicos, sino abierta a todos los que comprendiendo y valorando la enorme contribución del humanismo cristiano a nuestra civilización, quieran transmitir a sus hijos estos valores, tengan un pleno respeto por su ideario y demuestren apreciar y compartir una propuesta educativa cualificada”. Así lo han entendido las familias de los 1.200 alumnos que lo eligen para sus hijos.

Las alegaciones destacan “la gravedad de la iniciativa adoptada por la Consejería de Políticas Sociales y Familia de la Comunidad de Madrid”  ya que “infringe gravemente el ordenamiento jurídico, en la medida que comporta una violación flagrante de las normas relativas a los derechos fundamentales y a las libertades que la Constitución Española de 27 de diciembre de 1978 reconoce, así como de las normas de los tratados y convenios Internacionales sobre las mismas materias [i]precisando más adelante cada uno de los más de quince artículos que se consideran conculcados en la propuesta de sanción.

Termina el escrito de alegaciones pidiendo a la Consejería que dicte resolución que deje sin efecto la resolución acordada.

La Fundación Educatio Servanda, promotora del centro, que se manifestó al respecto en un comunicado, es una institución civil sin ánimo de lucro que tiene como fin principal la “promoción entre los jóvenes de una educación confesional, conforme a los principios y valores propios de la doctrina de la Iglesia Católica”. Más información www.educatioservanda.org.

  • [i] La Declaración Universal de Derechos Humanos adoptada por la Asamblea General de Naciones Unidas en su Resolución 217 A (III), de 10 de diciembre de 1948
  • El Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, adoptado por la Asamblea General en su Resolución 2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966
  • El Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, adoptado por la Asamblea General en su Resolución 2200 A (XXI), de 16 de diciembre de 1966
  • El Convenio para la Protección de los Derechos Humanos y las Libertades Fundamentales, hecho en Roma el 4 de noviembre de 1950
Educatio Servanda
Educatio Servanda
comunicacion@educatioservanda.org
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.