La mayoría del Congreso de los Diputados sale en defensa de la enseñanza pública concertada

La mínima rectificación -“in extremis”- del texto de políticas sociales de los socios de Gobierno es insuficiente para el sector educativo y las organizaciones de familia, así como para la gran mayoría de los partidos políticos con representación en la Cámara Baja.

La coalición del Gobierno ha sufrido su primera gran derrota parlamentaria. El Congreso de los Diputados ha rechazado de forma contundente el reparto discriminatorio y sectario de ayudas públicas que excluía a millones de familias que eligen centros públicos concertados en España.

Las organizaciones católicas de enseñanza aquí representadas, así como todas aquellas que quieran hacer suyo el contenido de esta nota, manifestamos:

1. Nuestro agradecimiento a los grupos parlamentarios Partido Popular, Vox, Ciudadanos, JxCat, PNV y Coalición Canaria, por su apoyo a las familias que optan por la enseñanza pública concertada -la gran mayoría de ideario católico-. Todos ellos han dado su voto negativo al texto liberticida e impositivo del Gobierno, que privaba a las familias de escuela pública de las ayudas económicas del COVID.

2. Que las dos redes públicas -la estatal y la de iniciativa social- son, y deben seguir siendo, complementarias. No aceptamos una relación de sumisión de la red pública social respecto a la red pública estatal que no se encuentra ni en la letra ni el espíritu que emanan del articulado constitucional. Tampoco responde a los principios de subsidiaridad y solidaridad sobre los que debe cimentarse una sociedad moderna y libre.

Por todo ello, exigimos al Gobierno que tome en consideración el extraordinario apoyo social y político del que goza la red pública concertada, a la hora de modificar los artículos de la LOMLOE que proyectan su desaparición. En particular, reclamamos el mantenimiento de la demanda social, esto es, la preferencia de las familias, como criterio de distribución de los alumnos en los centros, la dignificación de la asignatura de religión -relegada al ostracismo-, la supresión del adoctrinamiento curricular, y una mayor autonomía de todos los centros de la red pública.

Madrid, 24 de julio de 2020

DESCARGAR NOTA COMPLETA

Avatar
Educatio Servanda
a.guzman@educatioservanda.org
Sin comentarios

Publica un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.